¿Tienda física o virtual? ¿Cuál es mejor opción?


   por   
0
comentarios

"Los emprendedores en estos días tienen dos opciones para iniciar su negocio. Ya sea la elección de tienda física o virtual. Ambas opciones tienen grandes ventajas y desventajas. Deben ser estudiadas para el futuro y así prevalecer vigentes en el mercado en que ambos compiten."

Todo emprendedor que desea iniciar operaciones, en algún momento de su proyección se hizo la siguiente pregunta: ¿Debo iniciar con una tienda online o física?  Se que va a depender de muchos factores el que se decidan por una u otra opción. Principalmente será del producto o servicio que se comercialice. Ya que hay artículos que no resulta tan sencillo vender por medio de internet. Aunque son muchos más los que cada vez se comercializan por este medio. Y así será con el paso del tiempo, irán en aumento.

Seguramente los que leemos este artículo en alguna ocasión hemos comprado por medio de internet. A través de una tienda online, desde algún equipo electrónico, zapatos o hasta comida. Las ventas en tiendas virtuales se han vuelto muy populares en gran medida por razones de tiempo, pues en una compra online el tiempo invertido es muy poco a diferencia de una tienda física, en la cual puede variar de qué tanta gente haya en ese momento, evitando hacer filas o depender de un horario para poder asistir a comprar.

Otro gran aspecto a considerar es que en las tiendas en línea suelen haber grandes descuentos que no se encuentran en la tienda en físico. Lo cual lo vuelve muy atractivo. Es cierto que suele haber un costo de envío, aunque este puede variar de la cantidad de artículos comprados. O inclusive muchas tiendas ofrecen membresías por un cierto costo, que te permiten hacer compras que no te generan ningún costo de envío como es el caso de Amazon.

En fin lectores, opciones hay muchas en tiendas virtuales. Sin embargo, también las hay en tiendas físicas. Estas son buscadas principalmente por compradores que desean tener una mejor apreciación del producto que deseen adquirir. Es decir, mirarlo, tocarlo y palparlo. Esto le permite al comprador una mayor interacción. Tal es el caso de los autos, pues a la fecha proliferan las agencias donde asistes para poder observarlos, estar en su interior, manejarlos, e inclusive si eres un entusiasta de los autos entenderás que escuchar el motor de un auto puede ser una razón para elegir o no ese auto.

 

Tienda física

Costos

Cuando inicias una tienda física lo primordial es considerar el aspecto del costo. Ya que se deben tener en cuenta la renta o adquisición del lugar donde te establecerás. Este costo puede ser muy variado y en gran medida dependerá de la ubicación del mismo. Así como lo que deseas comercializar, pues seguramente necesitarás un establecimiento que esté en la mejor ubicación posible, como una avenida muy transitada, una zona comercial, un centro comercial, una plaza pública muy concurrida. Los lugares pueden variar bastante y claro de esta ubicación será el costo que tengas que invertir o pagar.

Sabemos que no basta con tener la ubicación precisa e idónea de tu negocio. Como ya comentamos esto puede variar en gran medida del giro de tu proyecto. Ya que lo hayas conseguido, ahora tendrás que invertir en una imagen correcta para tu local. Desde la vista que sea atractiva y que permita distinguirte del resto de los locales, una vez dentro de él, la temática del lugar puede ser la que mejor venga a tu negocio. Normalmente debe ser bien iluminado, agradable, que la decoración así como los muebles que estén dentro concuerden lo que deseas que tu negocio proyecte. Son solo algunos de los ejemplos más significativos a considerar.

Entre otros, no olvides el costo por la licencia del lugar del comercio. La cual hay que estar renovando cada cierto tiempo. Entre estos costos podemos considerar también servicios para mantener el local como agua, energía eléctrica e internet. Debes considerar también que implicará tener personal que atienda y brinde atención a los compradores. Por consiguiente, deberás pagar sus sueldos y demás prestaciones que ello conlleva.

Un costo que de igual forma genera un gasto considerable. Es el de mantener un inventario suficiente para responder a las exigencias de ventas. Tener el almacén siempre con mercancía es un gran costo, siempre tendrás en existencia mercancía. Esto implica que no toda la venderás por igual y mantenerla ahí en resguardo es costoso.

El costo más significativo que estarías evitando en la tienda física seria el de la logística de entrega de productos. El canal de distribución será directo. Es decir, el consumidor del bien o servicio va directamente a tu establecimiento, evitando costos por entrega de mercancías.

 

Servicio al cliente

Es muy común visitar alguna red social y ver videos de gente quejándose de un mal servicio protagonizado por un empleado de alguna importante empresa. Tu como emprendedor que se preocupa por sus clientes y desea que sean atendidos de la manera que se merecen. Debes evitar este tipo de inconvenientes. La fidelidad de los clientes hacia tu negocio va depender en gran medida por el servicio que les brindes cuando asisten a comprar a tu tienda. ¿A quien no le gusta sentirse bien atendido?

El trato que tengas tú y tus empleados impactará en buena medida en que vuelvan a comprarte. Podemos considerar también aquí el horario que manejarás, así como los días que vas abrir. Por el estilo de vida que vivimos en la actualidad, puede resultar complicado asistir en horarios de oficina, por lo cual puedes ampliar tu horario o abrir en fines de semana. Esto por lo general dependerá de qué producto o servicios comercialices.

Interacción y experiencia de compra

Esta puede ser una de las principales razones por las que la gente prefiere asistir a una tienda física, la interacción con el producto. Lo cual puede resultar como el principal detonante de que la compra se realice.  Para una gran cantidad no basta con ver el artículo en una foto o hasta en un video.

Tomemos por ejemplo la compra de unos zapatos. Esta persona necesita probárselos, sentirlos puestos y saber si la horma se ajusta a sus pies, pues cada uno es completamente distinto. Habrá quien quiera tocarlos y saber que tan suaves pueden ser, si la textura es agradable por fuera, sin ser exagerados, para muchos no basta con elegir la talla y ya. Ya puestos deseará caminar unos pasos con ellos. Los mirará en el espejo desde todos los ángulos posibles y pedirá alguna opinión para saber que opinan y como se le ven. Muy posiblemente hará lo mismo con dos o tres pares más de zapatos hasta que encuentre los que más le agraden. Inclusive, quizás visitará más de una zapatería.

Si a todo lo anterior le sumamos que es atendido por personal de la tienda con sugerencias y resalta las virtudes del producto. La experiencia del cliente con respecto a la tienda y a su servicio al cliente. No pasará mucho tiempo para que resulte en una recomendación con sus personas cercanas.  La cual es publicidad gratuita y muy fiable.

 

Tienda virtual

Costos

Podríamos creer que iniciar una tienda virtual seria mucho menos costoso que un establecimiento físico, quizás no estemos tan equivocados. Y si ya decidiste iniciar formalmente con tu proyecto y tu elección es una tienda virtual deberás considerar los siguientes costos. Cierto que puede resultar una opción más económica, aunque dependerá completamente de qué tipo de negocio hayas elegido. Para lo cual tomaremos los estándares que cualquier tienda online debe solventar.

La creación de un servicio de venta de productos en línea, no solo es desarrollar la web como muchos pudieran creer. Esto es una parte importante mas no lo es todo.

Lo que debes considerar es adquirir un dominio. A esto nos referimos con el nombre que te identificará ante otros sitios web. Aquí hay muchas opciones de dominios genéricos, hasta otros más recientes, pero más costosos. Todo dependerá de tu presupuesto y lo que tengas en tu planeación. Para que lo consideres, el pago de este servicio se paga de manera anual.

Seleccionar un servicio de hosting adecuado para tus necesidades. Aquí hablamos del servicio donde se almacenará los datos, ya sean archivos o información de tu web. La plataforma donde la crearas, así como un diseño que resulte lo suficiente llamativo para tus compradores. El costo de este servicio es proporcional a la cantidad de espacio y almacenamiento, de igual forma la velocidad que necesite tu tienda. Lo que se recomienda aquí es iniciar con un plan básico y si es necesario aumentarlo. Este servicio se paga por mes.

El último costo a considerar, es el diseño de la página. Aquí hay varias opciones desde algunas gratuitas y de pago, que pueden variar según el proveedor ya que cada uno ofrece distintas cualidades. Todos ofrecen plantillas genéricas, que te permiten personalizar el diseño de tu web. Esto también puede crearte un costo extra, como el de alguien que esté al pendiente de la misma y la mantenga al día.

 Servicio al cliente

Para tratar este tema debemos considerar las diferentes vías de contacto. Ya sea telefónica, por correo electrónico, mediante un chat, o las distintas redes sociales. Es decir, opciones hay de sobra para atender a tus clientes. El error que cometen muchos emprendedores es que al considerar que el negocio va iniciando, no es tan necesario dedicarle o ponerle énfasis al servicio al cliente. Pero no es así y más si tomamos en cuenta que al ser una tienda online, el único contacto que se tiene con el consumidor es precisamente en el servicio al cliente. Las razones por la que quieren ponerse en contacto contigo como vendedor puede ser muy variadas. Principalmente son dos: consultas y reclamaciones.

Esto te da un panorama claro y no tan complicado de solucionar. La gran mayoría de las consultas y reclamaciones suelen ser repetitivas, dándote la ventaja de anticiparse a sus cuestionamientos y poder responder de manera más efectiva y rápida. Aunque no basta con lo mencionado. Debes elegir adecuadamente al personal a cargo, ya que al no tener contacto directo con el cliente deben ser hábiles, pacientes y cordiales. Sabemos que cada persona es distinta y tu personal debe ser capaz solucionar los inconvenientes con todos.

Encargarte de tener tu medio de comunicación activo. No es nada grato esperar en chats, o en llamadas por varios minutos para que al final te pidan un correo electrónico, explicando tu situación nuevamente después de haberla contado por teléfono o chat.  Especifica bien el horario de atención y aprende de las experiencias en la cuales un cliente no haya quedado satisfecho con tu servicio, eso te servirá en futuras experiencias. Siendo un contacto que no es persona a persona a muchos les puede causar cierto conflicto, solo aprende a llevar cada situación de la mejor manera. Muchas veces el cliente solo desea ser escuchado y que respondamos amablemente.

Interacción y experiencia de compra

Hay tres grandes ventajas que presenta una tienda virtual a la física. Pueden comprarte personas de cualquier parte del mundo una gran cantidad de productos sin la necesidad de estar en un estante o exhibidos en un lugar físico. Y por último puedes comprar en el momento que tú decidas. Al no haber horario de apertura y cierre.

El conjunto de estos aspectos es de lo principal para que un comprador pueda decidir si la experiencia de compra es satisfactoria o no. Claro hay otros más.

Tal es el caso de una interfaz sencilla e intuitiva. Haciendo fácil la navegación al momento de la compra y pago. Es importante mencionar que tu servicio de pago debe funcionar correctamente. Dando la confianza al comprador de que sus datos están protegidos y de que su pago llegará a ti sin ningún inconveniente.  Aquí mencionaremos también el servicio de entrega a domicilio. El proveedor que elijas debe ser confiable y seguro. El tiempo de entrega que puedas ofrecer dejarlo bien en claro para evitar quejas de entregas a destiempo.