Aliquam lorem ante, dapibus in, viverra quis, feugiat a, tellus. Phasellus viverra nulla ut metus varius laoreet. Quisque rutrum. Aenean imperdiet.

Latest News

Share this

Delitos fiscales contables más comunes

“Conoce como evitar incurrir en delitos fiscales contables al registrar una empresa ante el SAT, tales como:  Aperturar empresas fantasmas, evasión de impuestos o declaración de perdidas simuladas.”

Conoce como evitar incurrurir en delitos fiscales contables al registrar una empresa ante el SAT

Cuando se registra una empresa ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT) se debe ser justo y legal con los datos que suministran, proporcionar datos erróneos da pie para la creación de empresas fantasmas, entendidas como las instituciones que solo existen en papel y son generalmente utilizadas para lavar dinero. Otra forma de caer en delitos fiscales es dar datos equivocados con la intención de no registrar de forma justa el monto de los impuestos, como por ejemplo registrar ganancias menores a las reales para desviar fondos. Como vemos incurrir en delitos fiscales contables es un tema muy serio y  se penaliza con cárcel en algunos casos severos y en otros solo se castiga con grandes multas. Otra de las sanciones es congelar los bienes y beneficios de dichos empresarios y para casos extremos también es válida la disolución de la empresa. No debemos pecar por ignorancia lo mejor que se puede hacer es estar bien informado con las normas del SAT para no cometer errores por desconocimiento.

Cuatro delitos fiscales contables más frecuentes

Incumplir con las obligaciones fiscales como ciudadanos es un grave error y por supuesto estos actos tienen sus consecuencias, entre los delitos fiscales contables más comunes tenemos los siguientes:

1. Omisión de datos al presentar declaraciones

Este caso en particular es cuando un empresario maquilla los registros anuales de los activos (gastos y ganancias) de su empresa con la finalidad de cancelar un monto menor en los impuestos, la penalización puede variar todo depende de la cifra que maquillo en los libros de contabilidad. Citando a la ley del Código Fiscal de la Federación (CFF), en su TITULO IV donde se establece que las acciones u omisiones por parte de los contribuyentes son consideradas delitos fiscales. Donde la comisión de Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) se considera como víctima e inicia un procedimiento penal en contra del empresario. Enseguida el estado condena al contribuyente haciéndolo responsable de defraudación fiscal lo que se considera un delito estatal. En torno a la presentación de datos en SAT hay varios errores que no siempre son malintencionados, hay algunos que pueden ser por descuido pero que sin embargo te pueden valer una infracción, ten en cuenta los siguientes aspectos para evitar sanciones:

  • Anote los datos personales de forma clara y legible, no use abreviaturas ni omita ningún nombre o apellido.
  • Sus comprobantes de domicilio deben tener los mismos datos de habitación que el registro en el sistema.
  • Anote solo datos oficiales como número de identificación (real) y fecha de nacimiento registrada.
  • Evite registrar una empresa más de una vez. Los registros ante el SAT son únicos.
  • Nadie puede firmar sus registros, a menos que tenga un representante legal.
  • Pague los impuestos en los límites de fecha establecidos, de incumplir en las fechas deben cancelar las recargas correspondientes.
  • Todos los gastos diarios en personal y mantenimiento de la empresa deben se deducidos.
  • Todos los gastos hospitalarios deben ser deducidos.
  • Todos los gastos con nota de compra deben ser deducidos, como por ejemplo gastos de arriendo.
  • Cuando exista suspensión o activación de actividades comerciales deben ser registrada ante el SAT.
  • Todas las ventas que se realicen deben presentar factura.
  • Cuando existe cambio de domicilio laboral se debe dejar constancia ante el SAT y en toda la documentación de la empresa como por ejemplo las facturas.
  • Los libros contables y las facturas (originales) deben ser presentadas ante el SAT.
  • Todas las empresas están obligadas a llevar sus registros en libros contables.

2. Sistemas contables no autorizados

Primero que todo como empresario debes tener muy claro qué es un sistema contable, no es más que una serie de herramientas contables que se utilizan para guardar, almacenar y sumar las cifras (activos) de las empresas, a través de estas herramientas podemos tener al día los libros contables. Para facilitarles la vida a los empresarios el gobierno de México ha creado Mis Cuentas, un portal electrónico donde puedes ingresar con tu registro y contraseña del Registro Federal de Contribuyente (RFC), este portal es un sistema contable y te permitirá llevar al día cuestiones como nóminas, deducciones y ganancias. También encuentras sistemas o software de contabilidad electrónica que te ofrecen excelente servicio como son: Miskunetas, Contpaqi y Aspel.

3. Destrucción de libros sin previa autorización

Como hemos mencionado antes toda empresa tiene la responsabilidad de llevar sus registros en libros contables, los datos que se ingresan en esto libros son todas las deducciones y los ingresos que genera la compañía, es importante resaltar que los datos que se ingresen en ese libro deben estar respaldadas por facturas y notas de compra que den vigencia de las cifras. De igual forma los datos que se anoten en este libro deben ser claros, limpios y legibles para evitar errores. Según las normas del SAT estos libros no pueden ser destruidos de inmediato al contrario se deben preservar por cinco años, se sugiere guardarlos por diez para algunos contribuyentes. después de su presentación con la finalidad de ser utilizados como respaldo si surgiera alguna eventualidad.

4. Declarar perdidas falsas

Todo negocio implica una serie de riesgos, los comerciantes en apuros o en riesgo de quiebra deben dejar muy bien sentado el porqué de sus dificultades ante el SAT, todos los datos que se aporten deben ser respaldados por los libros contables y facturas (originales). Si todo va mal y los costos no superaron los ingresos es hora de declarar una perdida fiscal para poder dar pie al pago provisorio de impuestos (montos en cero). La idea de la hacienda es que la empresa continúe activa es decir la libra de gastos de impuestos con la finalidad de aligerar su carga y pueda ponerse de nuevo en producción.

Lo más sano para ser un empresario de éxito es saber respetar las leyes, si por alguna razón intentamos ser malos ciudadanos y no seguir el sistema, siempre en algún lugar del camino tendremos grandes tropiezos que no solo podrán acabar con la vida de comerciante que llevemos sino que también nos puede convertir en un delincuente con derecho a unos años de cárcel.

Sin Comentarios

Dejar un cometario